¿Qué está pasando con el Mercado de La Cebada? ¿Lo van a demoler?

La gerencia del Mercado, La Asociación de Vecinos de La Latina (AVECLA) y vecinos del barrio os invitamos a debatir con nosotros:
Cuándo: miércoles 11 de junio a las 19:30 horas
Dónde: Campo de Cebada (solar donde estaba la piscina del barrio)

Fuente: Asamblea Popular Barrio de los Austrias

DESDE LA ASAMBLEA POPULAR DEL BARRIO DE LOS AUSTRIAS REIVINDICAMOS:
El Mercado de la Cebada es uno de los mercados de abastos más grandes de Madrid. Situado en la Plaza de la Cebada, en el distrito centro fue construido en el año 1868 y renovado en 1958. Actualmente posee dos plantas efectivas de uso comercial con una superficie de más de 6000 metros cuadrados. Se añaden una planta que hace de almacén y otra de aparcamiento.
Hasta hace cuatro años, contaba con una piscina y gimnasio municipal. Infraestructuras éstas que fueron demolidas, gracias al interés especulador del Ayuntamiento de Madrid y al despilfarro del Gobierno central, que destinó 1 millón de euros del Plan E en demoler el edificio, sin otra finalidad que el dejar un solar.
El 28 de julio de 2011, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó la demolición del actual mercado con el fin de crear un Centro comercial privado, junto a una piscina y gimnasio, que serán también gestionados con ánimo de lucro. Desde hace meses la prensa nos comunica que el nuevo proyecto ya está en gestación.

Sigue leyendo

Madrid Shopping mall

La prensa internacional se hace eco de los procesos de gentrificación y privatización de los mercados de abastos de Madrid:

Posted by Francisco Carrillo   Via Jot Down Magazine

Tras años de demoras y conflictos legales, hace unos días se conoció la definitiva aprobación del proyecto para la construcción de la nueva plaza de la Cebada. Uno de los espacios más antiguos de la capital y mercado de abastos desde el siglo XVI encara su transformación en un centro comercial de 13.500 metros cuadrados que cumpla con los requisitos conocidos: edificio de última generación, atracción turística, icono visual, actividad de ocio y consumo. Se aduce la necesidad de los vecinos de contar con este equipamiento, pero de los más de cien puestos activos del mercado actual sólo sobrevivirán la treintena que no se ha acogido al plan de cese ofrecido por la administración. Lo demás serán Zaras, Ginos, Carrefours, Lacostes, Toys R´us o Pepe Jeans.

Proyecto para el Centro Comercial Plaza de la Cebada

La metamorfosis de la plaza de la Cebada se añade, a pie cambiado, al ciclo especulador que ha sacudido el centro histórico de Madrid, su área metropolitana y los ensanches residenciales, sin que la crisis económica que provocó haya planteado una estrategia distinta a la generalización del modelo shopping mall por toda la geografía regional. El único efecto comprobable del descalabro financiero ha sido la ralentización, cuando no la melancólica paralización, de actuaciones que antes se resolvían en plazo récord.

Sigue leyendo

Os mataré para que no sufráis

La nueva alcaldesa de Madrid retoma la línea de rematar los mercados municipales mediante el inconcebible método de introducir en estos espacios públicos a sus peores enemigos, los supermercados y las medianas superficies. Este caso lo conocemos porque es uno de los mercados que visitamos para realizar los estudios y el mapeo que dieron origen a esta plataforma y nuestro análisis es muy diferente, creemos que un contrato a 40 años como el firmado con CARREFOUR es la puntilla a este servicio público y seguimos apostando por la participación ciudadana para la recuperación de los mercados de abastos tradicionales:

Botella dice que para “no dejar morir” los mercados municipales hay que colaborar entre administraciones y sectores

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha defendido este miércoles que para “no dejar morir” los mercados municipales de barrio y “seguir adelante” es necesaria la colaboración entre administraciones y entre el sector público y privado.

Así lo ha expuesto la primera edil durante una visita al remodelado Mercado de Alto de Extremadura, en el que la treintena de comercios tradicionales han visto finalizada la puesta al día de las instalaciones gracias a la llegada de una superficie comercial mediana, la empresa Carrefour, en la primera planta.

Botella ha visitado el mercado, acompañada por el delegado de Economía, Empleo y Participación Ciudadana, Pedro Calvo, y el concejal-presidente de Latina, José Manuel Berzal, donde ha recibido las opiniones de algunos comerciantes y usuarios. Incluso ha tenido tiempo de intercambiar opiniones sobre sus nietos con algunos de los presentes.

En el mercado se han invertido 5 millones de euros consiguiendo con la remodelación la creación de 51 puestos de trabajo, entre empleos directos e indirectos. Carrefour ha sido la principal inversora de las obras.

La ‘popular’ ha destacado que esa colaboración público-privada es “una forma complementaria de cubrir las necesidades de los vecinos”, sobre todo tras detectar, años atrás, que la red de mercados municipales había perdido competitividad y necesitaba “reinventarse”.

Sigue leyendo

Salvar las burbujas de la Cebada

El PaísPATRICIA GOSÁLVEZ – Madrid – 05/11/2011

Una plataforma se opone al plan de demolición del mercado y sus seis cúpulas de hormigón rojo

“Si miras el casco viejo de Madrid desde Google Earth lo primero que distingues no es la cúpula de San Francisco el Grande, ni la plaza Mayor, sino las bóvedas rojas del mercado de la Cebada”. José Balsa, afilador en esta mítica plaza, lleva toda la razón. Desde el aire, las seis burbujas de hormigón que cubren el mercado desde principios de los sesenta son lo más reconocible del centro. Porque son rojas, y porque no hay nada parecido. Y sin embargo, el Ayuntamiento prevé su demolición desde hace años.

¿Deberían ser salvadas de la piqueta? “Totalmente”, opina Javier García-Gutiérrez Mosteiro, catedrático especializado en conservación y restauración del patrimonio. “Tienen un indudable valor arquitectónico, pero además, registran un momento histórico muy concreto, un paréntesis brutalista dentro del racionalismo imperante en la arquitectura contemporánea de la ciudad”. Dentro de lo que en la época se llamó “nueva monumentalidad”, el mercado de la Cebada se aleja del estilo internacional por su escala casi roma y por la expresividad de sus formas de hormigón.

“No nos engañemos”, apunta el arquitecto Javier Alau, “es un edificio torpón y necesita un arreglo, pero es un espacio potente y, aunque sus bóvedas no sean las más esbeltas del mundo, tienen una fuerza elemental, desnuda”. Alau forma parte, con otros arquitectos, de la Plataforma en Contra de la Privatización del Mercado de la Cebada, integrada también por comerciantes, vecinos, asambleas de barrio y representantes del movimiento slow food. El grupo lucha por evitar la desaparición del modelo social y económico del mercado tradicional frente a las grandes superficies y los mercadosgourmet, y lamenta “la pérdida de un edificio singular”. ¿Hasta qué punto depende lo que pase dentro de la suerte que corra el inmueble? “Hay una cosa clara”, dice Alau, “nadie va a pagar un edificio nuevo para un mercado de abastos de toda la vida”.

El plan del Ayuntamiento, contra el que la plataforma acaba de presentar una alegación y está recogiendo firmas, es básicamente encontrar un inversor que financie la obra a cambio de gestionar el híper que se colocará en la plaza. “Si todo va bien”, según fuentes municipales, las obras arrancarán en verano de 2012, cuando el mercado cumpla 50 años. “El edificio actual nunca sirvió, es muy incómodo”, dice Carlos Rubio autor del proyecto municipal que “libera la plaza, mantiene muchos puestos y se adecua a los tiempos…”. “La nostalgia no lleva a ningún sitio, no hay que anclarse al pasado”.

En una cosa están de acuerdo quienes quieren tirar el mercado de hormigón y quienes no: el que había antes en su lugar era mejor. Levantado en 1875 duró 80 años en pie. Su conservador, el académico García Arangoa, defendió su supervivencia. Dio igual, el Ayuntamiento lo demolió y el propio Arangoa construyó el sustituto.

Sobre el tejado del mercado de la Cebada es imposible no sentir una punzada pensando que le queda un invierno. Es un lugar marciano, parece que hayan aterrizado seis ovnis enfrente de San Francisco el Grande. Unas escalerillas de hormigón, como la cresta sobre la espalda de un dinosaurio, llevan hasta la cima de las bóvedas. Treparlas es un extraño viaje: da vértigo, pero es un vértigo raro; el miedo es a rodar, no a caer. “¡Imagina que pudiésemos alquilarle la terraza a un restaurante, se nos llenaba esto de gente!”, sueña José Balsa, que es afilador en el mismo lugar donde lo fueron sus padres y sus abuelos. De momento, los comerciantes buscan ideas que les modernicen sin perder su esencia. El fin de semana que viene invitan a cocineros slow food para que enseñen recetas con el mejillón, porque tienen oferta en el kilo del molusco. La oferta es lo importante, porque, de momento, esto no es San Miguel.

NO a la Privatización de La Cebada

Tras la celebración de Rueda de prensa para la presentación de las Alegaciones que pretenden frenar la puesta en marcha de la modificación puntual del Plan General de Urbanismo, los vecinos del barrio preocupados por el deterioro del Mercado de La Cebada, y ante el intento del Ayuntamiento de derribar el mismo y vender la parcela para instalar un Centro Comercial, queremos exponer:

EL MERCADO ES UNA CONSTANTE SOCIAL, CULTURAL, Y ECONÓMICA QUE IMPRIME CARÁCTER AL BARRIO DESDE EL SIGLO XVI.

-Como hecho social significa una  referencia urbana central que atrae actividades comerciales de carácter popular; posee una vida de barrio intensa entre los conocidos, siempre rodeados de muchos visitantes.

-Están a mano todos los servicios, tiene un sabor local estimulante y las calles y plazas poseen un alto atractivo ambiental.

-El Mercado de puestos tradicionales en competencia es una creación cultural  que implica una manera de entender la vida y posibilita que las familias y la industria de la hostelería puedan tener a su alcance gran variedad de productos, de diferentes precios y gran calidad.

-Desde el punto de visto económico, el Mercado, constituye el tejido de construcción de puestos de trabajo y activación del entorno, y retorno de inversión y gasto en el mismo barrio.

-Los Mercados son espacios concebidos para “servir” a los centros de las ciudades. Son enclaves altamente valorados por su historia y tradición en el resto de Europa y el mundo, y son sitios de visita turística para conocer la gastronomía local y la riqueza de la alimentación de cada región.

TODOS ESTOS ASPECTOS ESTÁN OLVIDADOS Y AMENAZADOS POR LA PROPUESTA DEL AYUNTAMIENTO.

Sigue leyendo

Alegaciones -No a la privatización de La Cebada-

(Nota de prensa)

Rueda de prensa el 18 de octubre a las 12horas en el vestíbulo del Mercado

En contra de la privatización del Mercado de La Cebada

El próximo martes 18 a las 12horas tendrá lugar rueda de prensa en el Vestíbulo de este Mercado para la presentación de un conjunto de alegaciones que pretende paralizar el derribo del actual edificio que alberga el Mercado de Abastos de La Cebada, y denunciar la intención de privatización de una Parcela Pública al servicio de los vecinos del barrio de La Latina.

Los vecinos, usuarios, trabajadores y comerciantes de este Mercado Público,  alertas ante la situación de derribo y posible venta de los terrenos donde se encuentra este mercado,  forman parte de la Plataforma que firma un conjunto de alegaciones técnico-arquitectónicas, socio-económicas y jurídicas que apelan a la conservación del actual edificio,  sus ocupantes y su uso,  y demandan la reactivación de este espacio como Mercado de Abastos.
Estas alegaciones se presentarán ante la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, para solicitar la revisión de la modificación hecha al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que da vía libre a la venta y privatización de los terrenos, para la realización del proyecto arquitectónico ganador del concurso convocado en 2007, y que transforma notablemente el aspecto de la zona.  La posible entrada de un inversor privado,  modificará también las funciones “públicas”, que históricamente han tenido lugar en La Cebada, como sitio de encuentro entre productores, comerciantes y usuarios, recordando su origen de plaza pública cubierta para proteger los intercambios de abastecimientos. Sigue leyendo