Día Mundial de Monumentos y Sitios 2013: II Encuentro de Patrimonio, Lo legal y lo real

Cartel-Segundas-Jornadas-de

El próximo jueves 18 de abril con motivo de Día Mundial de los Monumentos y Sitios tendrá lugar una deriva organizada por Madrid, Ciudadanía y Patrimonio en la que recorreremos el eje que une el mercado de San Fernando con el de la Cebada pasando por el Rastro, el mayor mercado a cielo abierto de Europa. Allí estaremos para contar nuestra visión de los mercados de abastos como patrimonio material (los edificios) e inmaterial (la posibilidad de intercambiar relaciones, vienes y servicios) que consideramos son dotaciones públicas esenciales, y como actualmente estos Sitios corren serio peligro de privatización para su transformación en centros comerciales de ocio groumet y consumo inconsciente.

La cita es a las 11:00 en el mercado de San Fernando el jueves 18 de abril.

ImagenImagen

Salvar las burbujas de la Cebada

El PaísPATRICIA GOSÁLVEZ – Madrid – 05/11/2011

Una plataforma se opone al plan de demolición del mercado y sus seis cúpulas de hormigón rojo

“Si miras el casco viejo de Madrid desde Google Earth lo primero que distingues no es la cúpula de San Francisco el Grande, ni la plaza Mayor, sino las bóvedas rojas del mercado de la Cebada”. José Balsa, afilador en esta mítica plaza, lleva toda la razón. Desde el aire, las seis burbujas de hormigón que cubren el mercado desde principios de los sesenta son lo más reconocible del centro. Porque son rojas, y porque no hay nada parecido. Y sin embargo, el Ayuntamiento prevé su demolición desde hace años.

¿Deberían ser salvadas de la piqueta? “Totalmente”, opina Javier García-Gutiérrez Mosteiro, catedrático especializado en conservación y restauración del patrimonio. “Tienen un indudable valor arquitectónico, pero además, registran un momento histórico muy concreto, un paréntesis brutalista dentro del racionalismo imperante en la arquitectura contemporánea de la ciudad”. Dentro de lo que en la época se llamó “nueva monumentalidad”, el mercado de la Cebada se aleja del estilo internacional por su escala casi roma y por la expresividad de sus formas de hormigón.

“No nos engañemos”, apunta el arquitecto Javier Alau, “es un edificio torpón y necesita un arreglo, pero es un espacio potente y, aunque sus bóvedas no sean las más esbeltas del mundo, tienen una fuerza elemental, desnuda”. Alau forma parte, con otros arquitectos, de la Plataforma en Contra de la Privatización del Mercado de la Cebada, integrada también por comerciantes, vecinos, asambleas de barrio y representantes del movimiento slow food. El grupo lucha por evitar la desaparición del modelo social y económico del mercado tradicional frente a las grandes superficies y los mercadosgourmet, y lamenta “la pérdida de un edificio singular”. ¿Hasta qué punto depende lo que pase dentro de la suerte que corra el inmueble? “Hay una cosa clara”, dice Alau, “nadie va a pagar un edificio nuevo para un mercado de abastos de toda la vida”.

El plan del Ayuntamiento, contra el que la plataforma acaba de presentar una alegación y está recogiendo firmas, es básicamente encontrar un inversor que financie la obra a cambio de gestionar el híper que se colocará en la plaza. “Si todo va bien”, según fuentes municipales, las obras arrancarán en verano de 2012, cuando el mercado cumpla 50 años. “El edificio actual nunca sirvió, es muy incómodo”, dice Carlos Rubio autor del proyecto municipal que “libera la plaza, mantiene muchos puestos y se adecua a los tiempos…”. “La nostalgia no lleva a ningún sitio, no hay que anclarse al pasado”.

En una cosa están de acuerdo quienes quieren tirar el mercado de hormigón y quienes no: el que había antes en su lugar era mejor. Levantado en 1875 duró 80 años en pie. Su conservador, el académico García Arangoa, defendió su supervivencia. Dio igual, el Ayuntamiento lo demolió y el propio Arangoa construyó el sustituto.

Sobre el tejado del mercado de la Cebada es imposible no sentir una punzada pensando que le queda un invierno. Es un lugar marciano, parece que hayan aterrizado seis ovnis enfrente de San Francisco el Grande. Unas escalerillas de hormigón, como la cresta sobre la espalda de un dinosaurio, llevan hasta la cima de las bóvedas. Treparlas es un extraño viaje: da vértigo, pero es un vértigo raro; el miedo es a rodar, no a caer. “¡Imagina que pudiésemos alquilarle la terraza a un restaurante, se nos llenaba esto de gente!”, sueña José Balsa, que es afilador en el mismo lugar donde lo fueron sus padres y sus abuelos. De momento, los comerciantes buscan ideas que les modernicen sin perder su esencia. El fin de semana que viene invitan a cocineros slow food para que enseñen recetas con el mejillón, porque tienen oferta en el kilo del molusco. La oferta es lo importante, porque, de momento, esto no es San Miguel.

Mercado de La Cebada 2011

“En el caso del Mercado de la Cebada, allá por el año 1956, el entonces concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, Joaquín Campos Pareja, tomó la decisión de derribar el bello mercado modernista de hierro, alegando problemas de seguridad estructural del edificio. Los comerciantes del mercado reaccionaron inmediatamente contra esta amenaza de derribo, pagando de su propio bolsillo un estudio de viabilidad del edificio, realizado por el arquitecto colegiado Antonio García de Arangoa, que certificó ese mismo año el buen estado estructural del edificio modernista de hierro, apuntando, eso sí, la necesidad de enfrentar, exclusivamente, ciertas reformas menores en su interior.
A pesar de este informe, el citado concejal impuso su criterio apoyándose en espurios intereses urbanísticos vinculados al Régimen franquista.”

Juan Ignacio Robles

Profesor Departamento Antropología Social, Universidad Autónoma de Madrid

Mercado de Sanlúcar de Barrameda, el mercado mas antiguo en grave peligro

PETICIÓN PÚBLICA

El Mercado de Abastos de Sanlúcar de Barrameda fue edificado en 1744, ampliándose en 1882 y reformándose parte de su interior en 1939. Este histórico edificio está considerado como uno de los pocos mercados tradicionales que aún existen en la provincia de Cádiz.

Se trata de uno de los Mercados de Abastos más antiguos de España, del que se conserva la estructura original, cuya tipología resulta modélica para comprender la evolución arquitectónica que ha experimentado ese tipo de edificios públicos a lo largo de la historia.

Además de sus valores constructivos y cumplir con su esencial función comercial, el Mercado de Sanlúcar presenta importantes valores históricos y antropológicos, que no se deben perder con la prevista demolición del inmueble y levantamiento de un nuevo edificio que alterará gravemente el entorno urbano.

El Mercado posee también un gran valor simbólico para todos los sanluqueños y foráneos, por ser un importante centro de sociabilidad ciudadana, un lugar de referencia comarcal y una seña de identidad de la ciudad de Sanlúcar.

El Mercado es uno de los edificios más significativos y emblemáticos de la arquitectura civil de Sanlúcar, que está necesitado de una urgente modernización interior para mejorar sus servicios.

En pleno centro histórico y monumental, de origen medieval, el Mercado está afectado por la declaración del Conjunto Histórico del centro urbano de Sanlúcar (1973),  así como por la declaración del Entorno protegido del Monumento Las Covachas (2005), quedando también inserto en el entorno del Palacio Ducal de Medina Sidonia (B.I.C.). Al hallarse en este entorno protegido, cualquier intervención que se vaya a realizar en el Mercado debe ser muy respetuosa con el edificio preexistente y necesita de la previa autorización de la Consejería de Cultura.

Segir leyendo                                                 http://www.dailymotion.com/embed/video/xcc8vs