Madrid Shopping mall

La prensa internacional se hace eco de los procesos de gentrificación y privatización de los mercados de abastos de Madrid:

Posted by Francisco Carrillo   Via Jot Down Magazine

Tras años de demoras y conflictos legales, hace unos días se conoció la definitiva aprobación del proyecto para la construcción de la nueva plaza de la Cebada. Uno de los espacios más antiguos de la capital y mercado de abastos desde el siglo XVI encara su transformación en un centro comercial de 13.500 metros cuadrados que cumpla con los requisitos conocidos: edificio de última generación, atracción turística, icono visual, actividad de ocio y consumo. Se aduce la necesidad de los vecinos de contar con este equipamiento, pero de los más de cien puestos activos del mercado actual sólo sobrevivirán la treintena que no se ha acogido al plan de cese ofrecido por la administración. Lo demás serán Zaras, Ginos, Carrefours, Lacostes, Toys R´us o Pepe Jeans.

Proyecto para el Centro Comercial Plaza de la Cebada

La metamorfosis de la plaza de la Cebada se añade, a pie cambiado, al ciclo especulador que ha sacudido el centro histórico de Madrid, su área metropolitana y los ensanches residenciales, sin que la crisis económica que provocó haya planteado una estrategia distinta a la generalización del modelo shopping mall por toda la geografía regional. El único efecto comprobable del descalabro financiero ha sido la ralentización, cuando no la melancólica paralización, de actuaciones que antes se resolvían en plazo récord.

Sigue leyendo

Os mataré para que no sufráis

La nueva alcaldesa de Madrid retoma la línea de rematar los mercados municipales mediante el inconcebible método de introducir en estos espacios públicos a sus peores enemigos, los supermercados y las medianas superficies. Este caso lo conocemos porque es uno de los mercados que visitamos para realizar los estudios y el mapeo que dieron origen a esta plataforma y nuestro análisis es muy diferente, creemos que un contrato a 40 años como el firmado con CARREFOUR es la puntilla a este servicio público y seguimos apostando por la participación ciudadana para la recuperación de los mercados de abastos tradicionales:

Botella dice que para “no dejar morir” los mercados municipales hay que colaborar entre administraciones y sectores

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha defendido este miércoles que para “no dejar morir” los mercados municipales de barrio y “seguir adelante” es necesaria la colaboración entre administraciones y entre el sector público y privado.

Así lo ha expuesto la primera edil durante una visita al remodelado Mercado de Alto de Extremadura, en el que la treintena de comercios tradicionales han visto finalizada la puesta al día de las instalaciones gracias a la llegada de una superficie comercial mediana, la empresa Carrefour, en la primera planta.

Botella ha visitado el mercado, acompañada por el delegado de Economía, Empleo y Participación Ciudadana, Pedro Calvo, y el concejal-presidente de Latina, José Manuel Berzal, donde ha recibido las opiniones de algunos comerciantes y usuarios. Incluso ha tenido tiempo de intercambiar opiniones sobre sus nietos con algunos de los presentes.

En el mercado se han invertido 5 millones de euros consiguiendo con la remodelación la creación de 51 puestos de trabajo, entre empleos directos e indirectos. Carrefour ha sido la principal inversora de las obras.

La ‘popular’ ha destacado que esa colaboración público-privada es “una forma complementaria de cubrir las necesidades de los vecinos”, sobre todo tras detectar, años atrás, que la red de mercados municipales había perdido competitividad y necesitaba “reinventarse”.

Sigue leyendo

En menos manos. Esther Vivas.


En el marco de las IV Jornadas Agroecológicas de Lavapiés se celebró la mesa redonda que teníamos preparada para las jornadas Vamos a la plaza  a fin de tratar la actual situación de nuestros mercados de abastos, sus procesos de transformación, las grandes superficies y los modelos de distribución en España que dominan el mercado de los alimentos. Un modelo que afecta profundamente la biodiversidad de nuestros productos frescos y a nuestra soberanía alimentaria.

Mesa redonda Grandes Superficies vs Mercados de abastos

A las 19.30h en el CS FE10 (c/de la Fe 10)
Jorge Román Asfe Madrid
“Mapeo de la situación actual de los mercados de Madrid”
Pablo Farfán Autoconstrucción
“¿Rehabilitación de mercados o proyectos faraónicos? O cómo la especulación se come el pequeño comercio”
Juan Bureo Slow food Madrid
“El Movimiento Slow y los mercados de productores”
Esther Vivas Red de Consumo solidario
“Pequeños comercios vs Grandes Superficies”

La invasión de los Ultramercados


Esta semana encontramos dos noticias relacionadas con el daño al tejido comercial y social que significa la penetración de las grandes y medianas superficies en el centro de nuestras ciudades. Estas sucursales de las grandes coorporaciones de la distribución alimentaria están haciendo competencia desleal a nuestros vecinos y ahogando a los productores, sin embargo, la administración las ha elegido para “rehabilitar los mercados tradicionales”, llegando a subvencionar la jugada con dinero público.

Para colar este verdadero caballo de troya en nuestros barrios se crea la ficción de que “salvarán a los comerciantes” generando tráfico en el mercado. La realidad es que, tras las obras de varios años y millonarios costes, los comerciantes prácticamente han desaparecido, como comprobamos en el flamante mercado de San Antón, que ha abierto con un gigantesco SuperCor a planta de calle y ningún puesto minorista, cero. Según nos informaron en el propio “mercado” solo un puesto de los anteriores a la reforma va a continuar, pero su planta, la primera, aún no estaba terminada.

Algo similar va a suceder en el mercado de Barceló, con proyecto absurdo y desproporciaonado que va a acabar arruinando a los comerciantes. Y todo esto pagado con dinero público y publicitado a los grande.

A esto hay que sumarle que se ha llegado a subvencionar  la operación de compra y adaptación del no-mercado de San Miguel con 600.000 euros de nuestro dinero, una operación que ha supuesto la destrucción del mercado de abastos que disfrutaban los vecinos del barrio de los Austrias para instalar un bar de tapas tras un escenario colorido, con un hiriente historia de acoso a los comerciantes de por medio.

De esta sencilla ecuación obtenemos como resultado que, el supuesto plan de revitalización y modernización de los mercados, está significando en realidad la introducción de las grandes multinacionales en un espacio ubicado en el corazón de la ciudad donde antes había servicio público, y todo esto subvencionado con millones de euros de nuestros impuestos y convertido en propaganda.