Semillas de libertad: Multinacionales de la agroindustria petroquímica y soberanía alimentaria

Las multinacionales de la agroindustria petroquímica, probablemente las mayores destructoras de vida del planeta, pasaron de fabricar gas mostaza, explosivos y agente naranja para la industria bélica a verter su veneno tóxico en los campos de todo el planeta en forma de insecticidas, abonos compuestos y herbicidas. Desde hace años, estas corporaciones también están invadiendo y monopolizando el mercado de las semillas a nivel mundial mediante semillas híbridas y transgénicas .

Este documental narra en 30 minutos ese proceso agroindustrial orquestado por el lobbie petroquímico que fue mal llamado “la revolución verde” y que, en una generación, ha acabado con el 75% de la agrodiversidad del planeta.

Copio aquí la recomendación con la que cierra la película, a la que nos sumamos desde esta plataforma:

Cada vez que compramos algo,
emitimos un voto sobre nuestro
sistema alimentario.

Compremos alimentos locales,
ecológicos y de temporada.
Apoyemos a los mercados de productos locales y a los comercios independientes

Anuncios

Un modelo poco sostenible

El modelo de la distribución de alimentos es un oligopolio a nivel mundial, que además controla toda la cadena desde la producción hasta la venta directa.
Esto afecta directamente a la biodiversidad, y a un sistema más controlado y respetuoso de producción alimentos.
El consumo por tanto está limitado a una oferta homogénea de alimentos que recorren miles de kilómetros y acaban con el desarrollo local sostenible.
Alternativas: Comprar en los mercado de abastos y en las tiendas de tu barrio. Participa en grupos de consumo.
(charla de Esther Vivas, en el marco de las IV Jornadas Agroecológicas de Lavapiés).