La editorial con sede en un puesto del mercado

27 FEBRUARY, 2013 | 08:55 | Lo escribe 

sandwichmixto

Enfrente hay pescados. Al lado, fruta. En el pasillo de atrás venden carne y, nada más entrar, una vidriera muestra unos cubos llenos de aceitunas. El Mercado de Antón Martín, en Madrid, es uno de los pocos que se ha salvado de la gentrificación.

El mercado ha escapado de la invasión de barras de ostras, cava y chocolate glamour para paladares turistas y de fin de semana. Antón Martín mantiene tras sus vitrinas las pechugas de pollo y los filetes de cerdo que alimentan al barrio.

Esto no implica haber quedado perdido en la oscuridad del pasado. El mercado se esfuerza por ser contemporáneo a su tiempo y por establecer un balance entre las nuevas tendencias y la tradición que nunca dañó a nadie.

Continuar leyendo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s