MERCADO LBV // LA BUENA VIDA

Mercado de productos alimentarios ecológicos, artesanos, de proximidad, pero sobre todo…. riquísimos!

Queremos promover la cultura del comer y beber responsable y consciente y darle un empujón a las tiendas y a los productores que están comercializando estos productos.

La buena vida es una apuesta por la innovación social en el ámbito del consumo. Entre la variada oferta se encuentran productos emblemáticos de la  producción ecológica como aceite virgen extra, ahumados y escabeches artesanos, quesos de renombre internacional, pan con denominación de origen, embutidos ecológicos, conservas, vino y cerveza artesana, huevos de granja, frutas y verduras ecológicas, harinas, pastas y mucho más…

LBV abrirá sus puertas a las 10 de la mañana del sábado 2 de febrero. Compartirán el espacio de HUB Madrid productores y expositores, y el equipo del proyecto pondrá en marcha distintas actividades gastronómicas durante todo el fin de semana y talleres de huerto urbano para niños a partir de 5 años.

Entrada libre durante el sábado 2 y el domingo 3 de febrero de 10 de la mañana a 22 de la noche.

Via HUB-Madrid

Puestos insólitos en mercados (no tan) comunes

Mercado San Fernando, La Siempre Llena 1

Esquire-23 DE ENERO DE 2013

Las asociaciones vecinales han tenido mucha “culpa” del nuevo fenómeno que poco a poco estamos presenciando, y que consiste en la revitalización de los mercados de abastos de las ciudades con proyectos que van más allá de lo alimenticio. Estas iniciativas generan autoempleo, atraen a públicos más jóvenes, más aficionados a hipermercados y grandes superficies, y sobre todo reivindican los mercados como puntos de encuentro de los vecinos. Hacemos un repaso a las iniciativas que más nos llaman la atención.

LQ La Casquería Libros al Peso (Calle de Embajadores 41, Mercado de San Fernando, Madrid): donde hace años había una pollería y una casquería ahora se venden libros de segunda mano de todo tipo a diez euros el kilo. Y si se trata de un “tochaco” y pesa lo suyo hacen rebaja. Los miércoles hacen “Software al Peso”, una tienda” de apoyo al software libre y al reciclaje de ordenadores. Ideal para reparar el ordenador. “Se abastecen fundamentalmente de donaciones y de compras de bibliotecas enteras. Claro, así tienen expuestos volúmenes de lo más singular, más antiguos, más modernos, para todos los gustos” (Opinión de Megustamibarrio)

La Buena Pinta (Calle de Embajadores 41, Mercado de San Fernando, Madrid): en el Mercado de San Fernando han proliferado un sinnúmero de iniciativas para evitar que este espacio se convirtiera en un mercado gourmet. Un ejemplo es esta tienda de cervezas premium que dirigen una arquitecta y un ingeniero. “Una buena oportunidad para catar en la barra cervezas hechas con mimo, recibir buenos consejos y llevarse a casa un montón de sabores diferentes” (Opinión de Brocco)

La Musiquería (Augusto Figueroa 24, Mercado de San Antón, Madrid): es el tenderete musical del mercado, un escenario para músicos emergentes con conciertos los miércoles por la tarde que ha sorprendido a todos. “Dicen que lo impulsó el charcutero” (Opinión deEsme)

Espacio Trapézio (Augusto Figueroa 24, Mercado de San Antón, ): Espacio cultural del mercado. Lo mismo hacen una exposición sobre juguetes que un taller sobre pan.” Tienen talleres y actividades muy variadas para darse un garbeo después de catar las cosillas del mercado” (Opinión de Maldita)

Sandwich Mixto (Calle Santa Isabel 5, Mercado Antón Martín): Lo mismo encuentras fanzines de autores españoles que te venden ricas delicias como sándwiches de queso de cabra con mermelada de caramelo de violeta u organizan un concierto. “Los sábados tienen brunch por 7,50 euros, el día que fui consistía en zumo, café/té, mini-muffin, brownie, galletitas de queso, quiche de espinacas y queso y mini-sándwiches de jamón y queso” (Opinión de Nelliek)

Puesto Solidario Permanente de la Red de Apoyo Mutuo de Tetuán (C/ San Enrique 16, Mercado Municipal San Enrique, Madrid): La Asamblea Popular de Tetuán ha creado un puesto solidario y procomún, así como permanente, en este mercado para dar a conocer sus indicativas, recoger comida para un Banco de Alimentos y para apoyar a los artesanos que deseen vender sus productos. “Este es el espíritu de cercanía y confianza que la Red de Apoyo de la Asamblea de Tetuán y el Mercado Municipal San Enrique quiere recuperar frente a la impersonalísima relación proveedor-cliente” (Opinión de Rosalía Martínez Piti)

Abastos 2.0 (Plaza de Abastos s/n, Santiago de Compostela): Frente a los tradicionales baretos (dicho con todo el cariño del mundo) de los mercados este proyecto sorprendió por su originalidad. Es un espacio gastronómico y cultural con propuestas muy diferentes, basado en productos del mercado. Todo cambia cada día, hay pases para almorzar… “Por 30 euros o el presupuesto que tengas, puedes cerrar el sitio para tus amigos y ellos crean un menú a tu gusto” (Opinión de Alberto de Luna Fanjul)

CasaLa Teatro (Plaza del Altozano s/n, Mercado de Abastos, Sevilla): El mercado de Triana tiene algo especial, y más desde que el pasado mayo estrenó este pequeño teatro con funciones de jueves a sábado de toda índole. También para peques. “Me parece una idea estupenda para modernizar este espacio, punto de encuentro de tres generaciones”. (Opinión de Rosalía Martínez Piti)

Si quieres seguir descubriendo estos maravillosos lugares no te pierdas nuestro listado demercados y supermercados. ¡Y que vivan por muchos años estos lugares!

Semillas de libertad: Multinacionales de la agroindustria petroquímica y soberanía alimentaria

Las multinacionales de la agroindustria petroquímica, probablemente las mayores destructoras de vida del planeta, pasaron de fabricar gas mostaza, explosivos y agente naranja para la industria bélica a verter su veneno tóxico en los campos de todo el planeta en forma de insecticidas, abonos compuestos y herbicidas. Desde hace años, estas corporaciones también están invadiendo y monopolizando el mercado de las semillas a nivel mundial mediante semillas híbridas y transgénicas .

Este documental narra en 30 minutos ese proceso agroindustrial orquestado por el lobbie petroquímico que fue mal llamado “la revolución verde” y que, en una generación, ha acabado con el 75% de la agrodiversidad del planeta.

Copio aquí la recomendación con la que cierra la película, a la que nos sumamos desde esta plataforma:

Cada vez que compramos algo,
emitimos un voto sobre nuestro
sistema alimentario.

Compremos alimentos locales,
ecológicos y de temporada.
Apoyemos a los mercados de productos locales y a los comercios independientes