Cuando los mercados municipales y las nuevas formas de economía social se cruzan

Via: Login Madrid

El sábado 23 de marzo quedamos a las 10 de la mañana en una cafetería de la calle mayor. La convocatoria del Login “De compras en el mercado de San Fernando” había sido un éxito. Mientras nos poníamos cara y nos despedíamos de la soñolencia de un sábado tempranero, fuimos entrando en la actividad. Patricia Dominguez y César García, nos presentaron el Medialab-Prado que apoya la organización del Login y el grupo de trabajo de Ciudad y procomún que ha difundido la convocatoria dentro de su programación.

Pablo Farfán nos hace un recorrido histórico por los mercados municipales de Madrid

Mientras tomábamos café y alguna tostada, escuchamos a Pablo Farfán, experto en arquitectura ecológica y rehabilitación de patrimonio. Pablo además, es miembro de la Plataforma por la defensa de los mercados tradicionales y nos guió en un recorrido histórico por los mercados municipales de la ciudad. Conocimos las particularidades de estos espacios, cómo se organizan, cuáles son sus órganos de gestión, qué les está sucediendo con los cambios en las formas de vida de la ciudadanía y cuáles son las diferentes estrategias que están siguiendo para hacerles frente. Por otro lado se están llevando políticas institucionales que determinan cómo son y serán estos mercados. ¿De qué hablamos cuando nos planteamos la revitalización de los mercados? ¿Cuáles y por qué surgen tantas iniciativas ciudadanas a favor de la conservación de estos espacios? ¿Qué implica para un barrio tener un mercado de abastos?

Ya en la calle, muy cerca de la Plaza Mayor, Pablo nos explicó el proceso de rehabilitación del mercado de San Miguel, las dificultades que tuvieron los antiguos comerciantes con los últimos puestos, ahora desaparecidos tras la remodelación y la transformación del mercado tradicional en espacio curioso de interés turístico en todas las guías de la ciudad. Los precios de los alquileres de las paradas de este mercado rondan ahora los 3.000€ mensuales, cantidad muy superior a los precios de los puestos de otros mercados que no han sido remodelados. Las ostras, cavas y otras delicatesen no se venden a precios populares y la compra de alimentos y suministros básicos para el día a día de la vecindad se complica mucho.

Salimos del mercado y callejeando por el centro de Madrid, llegamos a nuestra siguiente parada, la Tabacalera. Este centro social autogestionado se sitúa en la antigua fábrica de tabacos de Lavapies. Javier Olmos nos acogió, explicándonos tanto la historia del edificio como del proyecto complejo que se desarrolla desde que el Ministerio de Cultura ha cedido el uso de una parte del mismo al barrio.

Local del taller de jabones, en el patio Sur de Tabacalera, junto al local de bicicletas

Al fondo del patio sur, junto al taller de bicicletas y frente un jardín en construcción está el espacio que se utiliza para el taller de jabones. Al solecito, Javier nos presentó a Fabi, una de las personas que lo coordina. Junto a otras 4 personas han decidido dar el salto hasta un puesto en el mercado de San Fernando. Fabi nos fue relatando los distintos planos que conforman la experiencia.

Desde cuestiones prácticas que tienen que ver con el producto, por ejemplo, dónde y cómo han adquirido los conocimientos para la elaboración de los distintos jabones o cuál es el sistema de recogida del aceite usado que reciclan en el proceso hasta cuestiones que

tienen que ver más con el equipo, cómo se conocieron las personas que han formado el grupo, si todas están relacionadas con Tabacalera o no, o las posibilidades que participar en este espacio abre. Por último, vender jabones en el mercado es un proyecto económico que quizá no a corto plazo, pero si en algún momento pretende ser sostenible. Poco a poco se fueron dibujando preguntas y respuestas, a veces sólo preguntas por que las respuestas se van teniendo conforme se hace. ¿Tiene el puesto de jabones elaborado un plan de negocio? ¿Qué pueden conseguir en el mercado que no tienen en Tabacalera? ¿Cómo se ve desde Tabacalera que se generen desde sus adentros proyectos productivos?

Susana, Javier, Pablo, Raquel, Eva y Pilar nos ayudaron a entender mejor algunos aspectos de la complejidad de Tabacalera, dándonos pinceladas de este proyecto inmenso y no libre de conflictos que se gestiona de manera autónoma.

¿Cómo se mutan, cambian, repelen, influencian dos grandes espacios cercanos físicamente y a la vez muy lejanos? En abril de 2011 se organizaron en Tabacalera unas jornadas para pensar sobre los mercados tradicionales de abastos y en particular en el Mercado de San Fernando, a solamente una manzana en la misma calle del centro social. Hacia allá nos encaminamos, última parada en el recorrido de nuestro Login. Allí nos recibieron, Luis Alonso, que forma parte dela Casquería, un proyecto de venta de libros al peso que inagurará en breve su puesto y Víctor, gerente del mercado.

En las distintas fases que ha seguido este mercado en los últimos años, la parte de arriba se ha ido vaciando de puestos. Tras pasar por la negociación con algún supermercado o la instalación del centro de salud, entre otras, en noviembre del año pasado se tomó la decisión de anunciar el alquiler de los 20 puestos vacíos de la planta principal. En la parte de arriba, dentro de poco se abrirá un restaurante. Desde un balcón desde el que se ven algunos puestos y la plaza central del mercado que permanece diáfana, Víctor nos contó la historia de este mercado y las diversas decisiones que la junta rectora que lo gestiona ha tomado para intentar revitalizar el espacio. El mercado es municipal y la asociación de comerciantes lo gestiona a través de una junta rectora de 5 personas. La concesión estará en vigor hasta el año 2034.

¿Qué posibilidades abre la municipalidad del mercado? ¿Qué dificulta? ¿Qué exige? ¿Cómo se organiza este mercado? ¿Qué criterios se priorizan a la hora de tomar decisiones para la nueva etapa? ¿Cómo acogen los antiguos comerciantes los nuevos puestos? ¿Está en riesgo el tradicional mercado de alimentación con la entrada de puestos que no están vinculados a este sector?

Los mercados pueden ser contados y pueden ser recorridos, olisqueados, acariciados, sopesados, percibidos… en definitiva, vividos. Tuvimos un rato para pasear por el mercado y una media hora después, nos volvimos a encontrar en su plaza para compartir un aperitivo comprado en los distintos puestos. En los bares cercanos cada persona compraba su bebida y en el más alejado, nos habían preparado tortillas y patatas salpiconas. El aperitivo se completaba con algunos vinagrillos, queso, embutidos variados, patatas fritas y algunas pastas dulces.

Alrededor de la comida, nuevos y antiguos comerciantes, clientes del mercado y las personas que participamos en el Login nos comimos lo dispuesto en las mesas mientras hablábamos sobre lo observado, matizábamos, preguntábamos o intercambiábamos contactos.

Para algunas personas resultó una parada para recuperar fuerzas y seguir trabajando, para otras, el final de la actividad y el inicio del fin de semana, para muchas seguir camino con algunas ideas revoloteando…

Sobre la organización de esta actividad;

Ninguna persona ha cobrado por participar en la organización de este Login. Hemos intervenido alrededor de 15 personas. Especialmente, han sido importantes la colaboración de Ana, Luis, Javier, Raquel, Víctor, Fabi y Pablo. Todas las fotografías que relatan este Login son de Cari y Nacho.

En las compras para el aperitivo nos gastamos 115,60€ y el seguro de responsabilidad civil y accidentes costó 70,82€.

Anuncios

2 thoughts on “Cuando los mercados municipales y las nuevas formas de economía social se cruzan

  1. Slow Food es un movimiento internacional nacido en Italia que se contrapone a la estandarización del gusto y promueve la difusión de una nueva filosofía del gusto que combina placer y conocimiento. Opera en todos los continentes por la salvaguardia de las tradiciones gastronómicas regionales, con sus productos y métodos de cultivación. El símbolo de Slow Food es el caracol, emblema de la lentitud

    La asociación fue fundada en 1986 en Bra (provincia de Cuneo, Italia) por Carlo Petrini bajo el nombre originario de ArciGola. Hoy en día el Movimiento Internacional Slow Food está presente en más de 50 países y cuenta con más de 80.000 socios. En Italia, Slow Food tiene 35.000 inscritos subdivididos en 330 sedes locales llamadas Condotte («conductas»). En el resto del mundo las sedes locales se llaman Convivia.

  2. login………procomún……..shopping mall……..slow food………en ingles o en español como nos comunicamos, veamos definiciones como quiebra, suspensión de pagos y ahora concurso de acreedores, cuando que remos sumar para defender una causa las palabras deben ser claras en la informaciópn y en el contenido y no se puede perder a nadie en la suma, cuando usamos el ingles, estamos perdiendo sumandos, estamos perdiendo ciudadanos para la causa, un mercado de abastos es la suma de la actividad comercial de los comercios del barrio, un mercado no existe sin las tiendas del barrio, la degradación de la profileración de centros comerciales sin parametros reales estudiados por quien corresponden, número de habitantes, movilidad, desplazamiento, incremento de población, poder adquisitivo, todo estos parametros dan la inviabilidad de los centros comerciales, pero estos son creados no solo para comerciar, sino que son creados para especular y con un dinero entregado abalado por los bancos que si no lo devuelven lo pagamos el ciudadano de a pie………por todo ello, es bueno login/procomún, shopping mail, slow food, ……pero si verdaderamente queremos sumar desprendamonos de los moviles, hagamos una hoguera con ellos, y sumemos , sumemos, hablemos de identidad y convivencia, todos los barrios tienen su identidad y de ella surge la convivencia en defensa de ella, el bienestar del entorno nos hace ser más comunicativos y que nos realicemos como personas al comunicarnos entre nosotros, el mercado de abastos seria el colofon a esta comunicación y al engrandecer la identida y la convivencia, al relacionarse con todo ser humano independiente de su raza o credo, al comunicarnos entre nosotros y al relaacionarnos llamandonos por nuestro nombre, el mercado de abastos es aquello que desconocemos pero que nos ayuda a sumar y a enriquecernos en nuestra identidad y convivencia…….aspectos críticos del modelo hiper………josé allende

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s