Paremos la Privatización del Mercado: Jornada Festiva

Este Sábado día 13 de Agosto, con motivo de las fiestas de La Palomona, los chicos de la “Asamblea de los Austrias”, van a organizar un día entero de actividades y eventos. El acto empezará a las 12 de la mañana en la Plaza de los Carros con una asamblea popular, y seguirá a las 15 horas con la celebración de una comida comunitaria y diversas actividades con los vecinos. (Se recomienda llevar Tupperware).

A las 20 horas se desplazará el acto a nuestro querido Campo de Cebada. Allí se iniciará un evento, debate, charla, que tratará sobre el mercado, la plaza de la Cebada, y los nuevos planes del ayuntamiento. Este acto estará abierto a que cualquier persona pueda participar, y esperamos que sea el primero de otros muchos encuentros que se seguirán promoviendo alrededor de este tema. Sería fantástico en un futuro próximo abrir las mesas de debate al mayor espectro posible de afectados e interesados del tema, Ayuntamiento, mercado, arquitectos, vecinos, asociaciones, etc. Seguiremos trabajando por ello, y por que el espacio público de EL CAMPO DE CEBADA, pueda intentar seguir acercando posiciones entre los que toman las decisiones y los que las viven. Desde este espacio público digital invitamos a crear mesas de diálogo entre todos los roles que intervienen en esta decisión que va a ser muy importante en la evolución del barrio y de la ciudad.

Se finalizará la jornada con un concierto abierto, música y noche madrileña en un día festivo para el espacio público de Madrid. ¡No os lo perdáis!

http://elcampodecebada.org/

http://avecla.org/

Mercado de La Cebada 2011

“En el caso del Mercado de la Cebada, allá por el año 1956, el entonces concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, Joaquín Campos Pareja, tomó la decisión de derribar el bello mercado modernista de hierro, alegando problemas de seguridad estructural del edificio. Los comerciantes del mercado reaccionaron inmediatamente contra esta amenaza de derribo, pagando de su propio bolsillo un estudio de viabilidad del edificio, realizado por el arquitecto colegiado Antonio García de Arangoa, que certificó ese mismo año el buen estado estructural del edificio modernista de hierro, apuntando, eso sí, la necesidad de enfrentar, exclusivamente, ciertas reformas menores en su interior.
A pesar de este informe, el citado concejal impuso su criterio apoyándose en espurios intereses urbanísticos vinculados al Régimen franquista.”

Juan Ignacio Robles

Profesor Departamento Antropología Social, Universidad Autónoma de Madrid