Mercado de Abastos ¿Sólo cuestión de romanticismo?

Los mercados de abastos, han constituido durante años, los espacios de intercambio comercial en nuestra ciudades.

Han sido conocidos como las plazas de los pueblos, barrios y ciudades.

Eran  los sitios de reunión, donde acudían los pequeños productores, para vender sus productos alimentarios frescos, estableciendo una conexión directa entre éstos y los consumidores finales. Con el tiempo esta situación derivó en la generación de pequeños distribuidores, comerciantes minoristas que mantenían la relación directa con el productor y su cliente.

El mercado de la Cebada, a principios de siglo XX.

“la diversidad comercial es, en sí misma, de una enorme importancia para las ciudades, tanto social como económicamente. la mayoría de los usos de la diversidad a los que me refería en la primera parte del libro [aceras concurridas, parques vivos, barriadas no degradadas] dependen directa o indirectamente de la presencia de un comercio urbano abundante, cómodo y diverso. no obstante, siempre que descubramos un distrito urbano con una variedad exuberante de comercios, también descubriremos una amplia gama de otros tipos de diversidad, como oportunidades culturales de diferentes clases, variedad de escenarios y ambientes, y, sobre todo, una gran variedad de personas y usuarios. esto es algo más que un simple coincidencia. las condiciones físicas y económicas que generan la diversidad comercial están íntimamente ligadas, al mismo tiempo, a la producción, o a la presencia, de otras clases de variedad urbana”.   ‘muerte y vida de las grandes ciudades”, jane jacobs.

Esta relación es algo que se ha ido perdiendo con el paso de los años. Más que por  la transformación en los propios modelos de vida de las ciudades, por la implementación hegemónica de los grandes sistemas de distribución y comercialización (privados), que han liberado a las Administraciones de un papel garante en la producción y la distribución local, afectando no sólo a la biodiversidad de nuestros alimentos, y por ende a nuestro estilo de alimentación,  sino también a las formas de comercialización y al desarrollo económico local.

El funcionamiento de los Mercados de Abastos en la actualidad, es un ejercicio de variedad en la oferta de productos frescos, además de ser de los pocos espacios públicos que van quedando, que permiten la construcción de tejido social.

Mercado de la Boqueria-BCN y Mercado de Ballaró-Sicilia

Sin embargo a las administraciones poco parece importarle la calidad y la variedad de nuestra alimentación, y el papel que cumplen los espacios públicos en las relaciones de socialización.

A cambio invierten ingestas cantidades de dinero público en la remodelación y en  la modernización de estos espacios, pero no para favorecer al desarrollo económico local, y a la recuperación de este servicio público, sino para incluir a medianas superficies en el centro de la ciudad, y para aumentar la cantidad de metros cuadrados a disposición de las multinacionales de la distribución y de inversores privados que distan mucho de preocuparse por el abastecimiento de nuestros alimentos, sino que hacen negocio con locales de delicatesen y Gourmet para complacer exigentes gustos de visitantes pasajeros.

Una transformación radical de nuestros servicios, forma de relación y de desarrollo económico y social.

El vecino de barrio, poco a poco va dejando de encontrar en su entorno una forma directa de abastecimiento que le permita garantizar su alimentación básica, sin tener que ir a una mediana superficie. El vecino de barrio, es excluido, en este perverso juego de gentrificación.

Vivimos en un modelo insostenible, que marcha en sentido opuesto a la Declaración Final del Foro Mundial sobre Soberanía Alimentaria, celebrado en Septiembre de 2001, donde la FAO define la soberanía alimentaria como:

“El derecho de cada pueblo a definir sus propias políticas y estrategias sustentables de producción, distribución y consumo de alimentos que garanticen el derecho a la alimentación de toda la población, con base en la pequeña y mediana producción, respetando sus propias culturas y la diversidad de los modos campesinos, pesqueros e indígenas de producción agropecuaria, de comercialización y de gestión de los espacios rurales, en los cuales la mujer desempeña un papel fundamental (Foro Mundial sobre Soberanía Alimentaria, La Habana, Septiembre 2001).

¿De verdad creemos que nuestra administración local con su Plan de Innovación y Transformación de los Mercados de Madrid y la nueva Ordenanza de Mercados Municipales establece unas garantías mínimas para la sustentabilidad del sistema alimentario?

¿Cuál es el futuro de nuestros barrios? ¿qué pasará con nuestros mercados públicos?

Por lo pronto ya vamos viendo algunos ejemplos, fruto de esas políticas liberalizadoras, que favorecen a los grandes grupos y a iniciativas cool-gourmet únicamente.

San Miguel y San Antón. Ambos son bonitas alternativas para pasear un sábado por la tarde, pero no son Mercados de Abastos, aunque se empeñen en mantener su nombre.

En San Miguel abundan las ofertas Gourmet para visitantes ocasionales.

¿Por qué? muy sencillo. Desde su reapertura, y tras los procesos de remodelación y de construcción de un nuevo “mercado”, son menos los puestos que destina cada espacio para la venta de alimento fresco perecedero, que sirva a la gente del entorno, y en ningún caso, existe más de un comercio por rubro básico.

En cambio abundan los sitios con catas especializadas en San Miguel, y en San Antón se entremezcla el funcionamiento del Supercor con una terraza-bar, y espacios deli.

Así como se le otorga valor de protección a los edificios (San Miguel), los mercados deberían ser reconocidos por su funcionalidad histórica y social, y el papel garante, junto a los pequeños comercios, y otras iniciativas como grupos de consumo agroecológicos, en un desarrollo local justo y sostenible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s